30 oct. 2012

PLANTA DE OTOÑO: Calluna vulgaris


                                       



 CALLUNA VULGARIS


Arbusto enano de tallos erectos muy ramificados de color pardo rojizo y de hojas diminutas, puede llegar a medir casi 1 m de altura. Las flores son muy pequeñas y nacen de modo espigado a lo largo de la terminación de las delgadas ramas de forma numerosa.
Florece desde el verano hasta finales del otoño. El color de las flores es rosa púrpura, aunque existen multitud de variedades en diferentes tonalidades, como el violeta o blanco, además de ejemplares con las flores dobles.
También se puede encontrar con el follaje plateado, amarillo claro con las flores blancas. Algunas especies de la Calluna cambian el color de las hojas causado por el frío, adquiriendo tonalidades anaranjadas o rojizas que le dan un bello aspecto.
Esta planta crece en en suelos ácidos, rocosos y en zonas montañosas o laderas donde abunda una elevada humedad. En suelos silíceos pobres suele formar extensos matorrales.
Si se cultiva la Calluna en maceta debe situarse en exterior a pleno sol y en lugares con elevada humedad. Hay que regarla de manera abundante para que el sustrato se mantenga siempre húmedo, y con agua que no contenga cal. En interior sólo puede estar por periodos cortos ya que necesita aire puro y temperaturas frescas.
Las Callunas se deben podar cada año, justo por debajo de los tallos. Esto se realiza en otoño tras la floración, o al inicio de la primavera. 

23 oct. 2012

PLANTA DEL MES: KALANCHOE



                            

                                      Kalanchoe, Calanchoe
                                        Kalanchoe blossfeldiana
.
   
 
Es una planta muy popular y fácil de cultivar. Prácticamente se puede encontrar durante todo el año a la venta en flor con flores blancas, amarillas, anaranjadas, rojas o rosas. 
Pertenece a la Familia de las Crasuláceas, por tanto, se trata de una planta crasa y eso da muchas pistas de cómo hay que cuidarla.
Admite el cultivo en el interior y, en climas cálidos, sin heladas, se puede tener todo el año plantada en el jardín, floreciendo desde enero a abril y refloreciendo en otoño. 

 LUZ
En la casa, debe ubicarse donde reciba abundante luz.
En exterior, a la sombra o semi-sombra. El sol fuerte del mediodía no le conviene.
Para conseguir la floración dentro del hogar, hay que hacer que la planta reciba menos de 12 horas diarias de luz durante un tiempo. 
 TEMPERATURA
No resiste el frío. Temperaturas por debajo de +10ºC le es perjudicial.
Su temperatura ideal está entre los 20º y 27ºC.
 HUMEDAD AMBIENTAL
La atmósfera muy seca le es perjudicial, pero tampoco se debe pulverizar el follaje; crea un ambiente húmedo de forma indirecta colocando la maceta sobre un plato o cuenco con guijarros mojados.

       RIEGO
      Como la mayoría de las plantas crasas, es muy sensible al exceso de agua
      Dejar secar el compost entre riego y riego y en invierno riega poco o, si está en el jardín, nada.
      Requiere un buen drenaje en la maceta o en la tierra para que se vaya el agua sobrante.
       ABONO
      Abona cada 15 ó 20 días durante la floración con un fertilizante líquido diluido en el agua de riego. Esto,  
      alargará la duración de las flores.  Después, un poco de fertilizantes cada 2 meses a lo largo del año.