Mostrando entradas con la etiqueta regalar plantas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta regalar plantas. Mostrar todas las entradas

5 feb. 2013

ARDISIA: La planta del mes / ARDISIA: Planta del mes


L'Ardisia: una planta per al fred que dóna color



L'Ardisia és un petit arbust de fulla perenne que sol cultivar-se com a planta d'interior, però també va bé al jardí exterior si es vigila amb les gelades.
Són molt típics els seus fruits de color vermell intens que es formen quan arriba la tardor i duren quasi tot l'hivern. Aquests fruits s'agrupen en ramets de flors blanques que apareixen a l'estiu. 
El cultiu de l' Ardisia no és gens complicat:

- llum intensa, evitant el sol directe. És recomanable orientar-la al nord. 
- ambient fresc, allunyada de la calefacció
- aigua abundant a l'estiu i moderada a l'hivern
- adob a la primavera i a l'estiu
- transplantament a la primavera.
- podar a principis de la primavera


.........................................................................................................

La Ardisia: una planta para el frío que da color

La Ardisia es un pequeño arbusto de hoja perenne que se suele cultivar como Planta de Interior, aunque también va bien en el jardín exterior en climas cálidos sin heladas.
Son muy típicos sus frutos de color rojo intenso que se forman entrado el otoño y duran casi todo en invierno. Estos frutos se forman de ramilletes de flores blancas aromáticas que surgen a comienzos del verano.
El cultivo de la Ardisia no es nada complicado:

- luz intensa, evitando el sol directo.
- ambiente fresco, alejada de la calefacción.
- agua abundante en verano y moderada en invierno.
- abono en primavera y en verano.
- transplante en primavera.
- podar al inicio de la primavera.


23 oct. 2012

PLANTA DEL MES: KALANCHOE



                            

                                      Kalanchoe, Calanchoe
                                        Kalanchoe blossfeldiana
.
   
 
Es una planta muy popular y fácil de cultivar. Prácticamente se puede encontrar durante todo el año a la venta en flor con flores blancas, amarillas, anaranjadas, rojas o rosas. 
Pertenece a la Familia de las Crasuláceas, por tanto, se trata de una planta crasa y eso da muchas pistas de cómo hay que cuidarla.
Admite el cultivo en el interior y, en climas cálidos, sin heladas, se puede tener todo el año plantada en el jardín, floreciendo desde enero a abril y refloreciendo en otoño. 

 LUZ
En la casa, debe ubicarse donde reciba abundante luz.
En exterior, a la sombra o semi-sombra. El sol fuerte del mediodía no le conviene.
Para conseguir la floración dentro del hogar, hay que hacer que la planta reciba menos de 12 horas diarias de luz durante un tiempo. 
 TEMPERATURA
No resiste el frío. Temperaturas por debajo de +10ºC le es perjudicial.
Su temperatura ideal está entre los 20º y 27ºC.
 HUMEDAD AMBIENTAL
La atmósfera muy seca le es perjudicial, pero tampoco se debe pulverizar el follaje; crea un ambiente húmedo de forma indirecta colocando la maceta sobre un plato o cuenco con guijarros mojados.

       RIEGO
      Como la mayoría de las plantas crasas, es muy sensible al exceso de agua
      Dejar secar el compost entre riego y riego y en invierno riega poco o, si está en el jardín, nada.
      Requiere un buen drenaje en la maceta o en la tierra para que se vaya el agua sobrante.
       ABONO
      Abona cada 15 ó 20 días durante la floración con un fertilizante líquido diluido en el agua de riego. Esto,  
      alargará la duración de las flores.  Después, un poco de fertilizantes cada 2 meses a lo largo del año.